10 Mitos y verdades sobre la piel

10 Mitos y verdades sobre la piel
16 Abril, 2015

1. Algunos alimentos producen acné.

Mito a medias.

Solo se ha podido comprobar que alimentos como los productos lácteos y sus derivados, los cuales tienen un gran contenido hormonal, incrementan cuadros de un acné ya existente en ciertos pacientes. Un consumo excesivo, rayando en lo ridículo, de azúcares y harinas producen picos de insulina lo que aumenta la producción de andrógena, la hormona responsable de la aparición de acné. Pero de nuevo, esto es en casos muy raros y específicos.

2. Hay que tomar 8 vasos de agua para mantener la piel joven.

Mito a medias.

El cuerpo está compuesto en un 80% de agua y los seres humanos tienden a consumir menos de lo que éste necesita. Cada cuerpo es diferente, por eso no es posible determinar una medida estándar. Cuando el cuerpo está hidratado la piel se beneficia mejorando su resistencia.

3.Se debe usar protector solar incluso cuando no se va a recibir sol.

Cierto.

Debemos recordar que no sólo la luz visible produce daños en nuestra piel, en efecto, es la radiación ultravioleta la que causa mayores estragos. La radiación UVA y UVB es invisible, traspasa vidrios y ventanas y se refleja en la arena y en las superficies brillantes. Hay que recordar que el protector debe tener como mínimo SPF 30 de protección y se debe aplicar en las mañanas y al medio día que es el momento con mayor índice de radiación solar del día.

4. La luz de las pantallas de los computadores y la luz artificial no son dañinas para la piel.

Cierto.

No representan un peligro por sí mismas, pero las manchas ya existentes pueden empeorarse debido a las bajas emisiones de radiación que producen.

5. El estrés y dormir mal perjudican la piel.

Mito a medias.

Aunque directamente no deterioran la piel, los niveles altos de estrés y la falta de períodos adecuados de sueño favorecen el aspecto cansado y sin brillo de la piel.

6. El uso de jabones tiene efectos negativos en la piel.

Cierto.

Los jabones que se consiguen en supermercados tienen un alto contenido de detergente que perjudica el equilibrio normal de la piel. Éstos solo deben usarse en las áreas de mayor sudoración como axilas y pies y en la zona genital. El resto del cuerpo tiene suficiente con el correr del agua.

7. Hay que desmaquillarse y limpiarse la piel todas las noches antes de dormir.

Cierto.

Durante el día, la piel está expuesta a contaminantes y a la polución del medio ambiente, por lo tanto, la limpieza en la noche es parte de unos buenos hábitos de cuidado, ya que prepara la piel para el uso de productos tópicos y su correcta absorción. Igualmente le permite oxigenarse para mantener un equilibrio normal.

8. Hay que evitar dormir de lado para que la piel de la cara no se arrugue.

¡Cierto!

Las arrugas se producen en las zonas donde la piel se quiebra a causa de la repetición de expresiones faciales. Por eso, el lado sobre el que más tendemos a dormir más, es el que sufre mayor aparición de arrugas que solo un ojo muy observador notaría. Pero no hay que olvidar que la verdadera causa del envejecimiento es la combinación del fotoenvejecimiento (causado por el sol) y el envejecimiento cronológico (causado por el paso del tiempo).

9. El cigarrillo no afecta la piel.

¡Falso!

Están demostrados los efectos nocivos del tabaquismo en la piel. Entre ellos están el envejecimiento prematuro por la aparición de líneas finas alrededor de la boca, piel opaca y de textura irregular, manchas y resequedad facial. Los radicales libres, responsables del deterioro celular, se acumulan en mayor concentración en su proceso metabólico debido a los efectos del tabaco, produciendo un envejecimiento prematuro.

10. Las cámaras de bronceo son 100% seguras ya que evitan los daños que ocasiona el sol.

¡Falso!

Ya existe una clara evidencia acerca de sus efectos negativos en la piel, especialmente el aumento de la probabilidad de desarrollo de cáncer de piel. De acuerdo con un dermatólogo consultado, cada caso de melanoma en pacientes jóvenes que ha tratado ha usado cámaras de bronceo alguna vez. Diez minutos en una de éstas es equivalente a un día completo de exposición al sol y sin protección.

Posted in Temas by Patricia Cerda